En
un blog que se titula: hablemos de la vida, no debe sorprender que en
algún momento se defina, en breves pinceladas, qué significa vivir.
Sabiendo que nos quedaremos cortos en nuestras definiciones, por eso, espero vuestras aportaciones para enriquecerlas.

Vivir significa descubrir las relaciones humanas que sostienen nuestra existencia e intervenir en ellas con la voluntad de aportar nuestra novedad.

Vivir es prestar atención al llanto y a la risa, permanecer en silencio junto al que sufre, alegrarse con quien goza.

Vivir es valorar a los demás por lo que son, no por lo que tienen; por su valor, no por su eficacia.

Vivir es darnos cuenta de los aspectos de verdad que capta nuestra inteligencia para ensancharlos en el diálogo con los demás.

Vivir es gozar de las cosas pequeñas, de las personas cercanas que nos entregan su afecto, de la naturaleza que realiza diariamente milagros de sabiduría y belleza.

Vivir es…